La capacidad humana en Sófocles


Muchas con las cosas asombrosas, pero nada más asombroso que el hombre (…) Posee el habla y el pensamiento rápido como el viento, y todas las restantes mañas con las que se puede organizar una ciudad (…) Penetrante hasta más allá de lo que caprichosamente podríamos soñar es su fértil habilidad, sea para el bien, sea para el mal. Cuando honra a las leyes de su país, y mantiene la justicia que ha jurado ante los dioses respetar, se yergue orgullosamente sobre la ciudad; pero no tiene ciudad quien, atolondradamente, se enfanga en el delito.” (Sófocles, “Antígona“)

Anuncios

Acerca de José Fernando Escolapio
Soy religioso escolapio. Inicio este blog personal para poder ensayar y escribir cosas que voy pensando, pero también como un previo a otros blogs en los que abrir nuevos cauces para la gente con la que comparto el día a día, bien en la clase o bien en otros ámbitos. Me encanta el mundo antiguo, aunque nunca me consideraré experto. Disfruto el cine y la música.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: